martes, 9 de marzo de 2010

TELETRANSPORTACIÓN

A que no soy yo la única que espera por este maravilloso avance?….imaginen todo lo que podrían hacer si esto fuera posible.  A mí, con los años se me van desarrollando miedos extraños, como mi miedo repentino a los aviones para vuelos cortos por ejemplo, pero sólo a los aviones pequeños eso sí, sigo disfrutando de los grandes como el primer día, nada como un big AIR BUS 330 ó 340 o un BOING 777 para sentirte como una reina  entre nubes.

Como soñar es gratis, yo imagino lo que haría con una máquina que pudiera teletransportarme:

Amo vivir en Madrid, pero también amo a mi familia, así que  iría a Caracas en cada cumpleaños, comida con o sin  piscina o momento difícil en el que deseara estar con ellos o abrazarlos porque sí.  Ay mi querida Caracas, esa del Ávila hermoso, de la familia maravillosa, la de los pocos amigos que todavía quedan allí, qué placer sería ir tan seguido como quisiera.

Ya por pedir, pediría que teletransportasen a Chávez a un planeta  en otra galaxia, eso sí VACIO para que no pudiera atormentar a nadie con sus largos discursos, ni joder y dejar hechos una miseria a países maravillosos con gente increíble.

Tomaría un café, preferiblemente un Moca con mucha crema, en las escaleras del Metropolitan Museum en New York, luego iría corriendo a sentarme por dos horas frente  a la “Starry Night de Van Gogh” en el  MOMA  y terminaría en La Louis Vuitton de la 5ta Avenida.

Espero que la Teletransportación incluya dinero  en los bolsillos también, así  no tendré que limitarme a mirar esa tienda desde la vitrina. Ainsss como echo de menos esos años de mi vida, cuando vivía con mis padres, esos años en los que podía echarme encima  todo lo que ganaba corrigiendo exámenes en viajes y bolsos o carteras lujosas. Será que me puedo teletransportar en el tiempo también?? Jajaja no completamente falso, aunque ya no me pueda gastar eso, me gusta mucho mi vida actual de mujer soltera que consume todo lo que gana en vivir sola en la carísima ciudad de Madrid. Esta vida me da más satisfacciones personales y menos cosas materiales. Además en Carolina Herrera hay algunos bolsos un poco más asequibles…,para comprarlos ¡sólo tengo que ahorrar unos 6 meses y no el año entero!.

Suspiraría frente al David de Miguel Ángel en la Academia, el Uffizi y la cúpula de La Catedral de Santa María de Fiore en Florencia  y  luego recorrería  el resto de la Toscana italiana comiendo pasta y  bebiendo buen vino para terminar en mi Roma querida donde rememoraría en el Coliseo la primera vez que mis padres me llevaron a la Ciudad eterna cuando apenas tenía 6 años.

Estaría en Miami, con mi otra familia, cada vez que quisiera ver a mis otras hermanas y sobrinas, y por qué no?, cada vez que quisiera tomar un cocktail por Ocean Drive y Lincoln Road, o gastar todo lo que tenga en Victoria Secret, Nine West  o Aldo Shoes. (eso porque los Jimmy Choo, Christian Louboutin y Manolo  Blahnik pasaron a otro nivel con esta crisis)

Viajaría a París con mamá, para que luego de pasar toda una tarde en el Museo D`Orsay recreándome con mis queridos impresionistas, me llevara a la Capilla de la Milagrosa, ese lugar místico al que sólo ella sabe llegar. Ahhhh al final terminaría como en New York, frente a la vidriera de Louis Vuitton de Champs-Elysees, esa que hace esquina y tiene forma redonda con 3 plantas. A lo mejor como voy con mamá y vengo de la capilla de La Milagrosa se obra el milagro.

Recorría la fabulosa ciudad de San Francisco, con su bellísimo barrio Chino, sus camareros guapos en el barrio italiano, y tomaría una copa de vino californiano con mis queridos Lucia y Jerry  mientras vemos caer la tarde frente al Golden Gate.

Llegaría hasta Santiago de Chile para darle un abrazo a Paty y decirle que no tenga miedo que las réplicas siempre pasan y que el pueblo chileno es maravilloso y fuerte. Ya que estamos por allí no me importaría que me llevara a Viña del Mar y Valparaíso y abusando de ella le diría que pasáramos la frontera para disfrutar unos días de Buenos Aires y así comprar libros, bailar tango y tomar vino buen vino argentino, después del insuperable vino chileno eso sí.

Iría cada vez que me apeteciera a una de mis casas preferidas en el mundo entero, a la de Maida en Ámsterdam  para ver crecer su panza, jugar con Lunita, comer buen queso y tener agradables pláticas con ella y Michiel.

Me bañaría en hermosas playas siempre que quisiera. Iría a Cata con Rafa, o con mis hermanas y Kira a Los Roques, podría ir de una vez por todas a las Bahamas con Elena, o me deleitaría con la arena blanca de Cancún.

La playa me ha recordado que debería ir a ver a Gaby en ese tropical Salvador de Bahía, y ya que estamos allí pasaría por Río  de Janeiro o Sao Paulo donde comería una Feijoada con el mayor de los gustos.

Recorrería Asia encantada. Comenzaría por Tailandia con Bangkok  y Phuket, luego Viet Nam y Camboya, para terminar en China y Japón. Uhmmmmm como iba a disfrutar de todos esos paisajes, cultura y comida oriental. Unos cuantos kilos de felicidad traería de Asía.

Wao cuanta familia, amigos, lugares hermosos, vinos, comida y bolsos caros me traería la Teletransportación. Ideal ese orden no?

Bueno pues eso, soñar no cuesta nada, es lo que nos queda mientras  se inventa  la Teletransportación…menos mal que  en estos tiempos de crisis la imaginación  es FOR FREE.

4 comentarios:

Paola Gutiérrez Velandia dijo...

Suscribo todo lo que has escrito Nancy! A ver si se nos hace el milagrito :-)

HelenC dijo...

yo de momento quisiera teletransportarme a una panaderia, porque ahora llevando a la pioja al daycare tengo que levantarme mas temprano, y prefiero dormir mas que desayunar jeje... by the way se te olvido en Argentina comerte un Bife de Chorizo, un vacio, unos buenos helados... I'm hungry bye

Vane G. dijo...

EXCELENTE!!!
Véngase para aca que aquí la consentimos en vivo y directo!
Si yo pudiera teletransportarme, me iría a Madrizz ya mismo a darte un abrazo fuerte, fuerte!

Aceros Inoxidables DIMATROI 2020 dijo...

Nancita no pasaste por la coruña a comer mariscos con los primos, eso si me pasas busando en el teletransportador y despues me llevas a la gucci ok , cuadra ahi y me avisas jajajajajajaja (te imaginas)