miércoles, 25 de enero de 2017

NUEVO RETO PARA EL 2017!!!!

En estos días estaba pensando en todas las cosas que vamos acumulando a lo largo de la vida. Sin duda,  lo más valioso que acumulamos son las experiencias con nuestros seres queridos, eso desde lejos lo más importante y lo que da sentido a la vida.

Gracias a Dios, he acumulado muchas bendiciones. Debo decir que los viajes y los libros son un cúmulo del cual me siento muy orgullosa. Últimamente, acumulo besos para mi bebé, a la pobre le tengo los cachetes rojitos de tantos besos. De darle muchos cariños a mi Mia creo que no me cansaré nunca, así que ese amor lo pienso seguir acumulando hasta el fin de mis días.

Así acumulamos  amores, amistades, experiencias, viajes,  lugares y vamos a ser sinceros también acumulamos cosas. En mi caso libros, zapatos y carteras son de las que más acumulo. Yo creo fervientemente en esa frase de Coco Chanel que dice  "The best things in life are free, the second best are very expensive".

Como no todo puede ser perfecto obviamente,  tengo acumulados errores y defectos ...como todo el mundo, pero algo que se acumula también a lo largo de la vida son LOS KILOS!!!! De esos no me siento orgullosa jejeje pero también hay que decir que son reversibles, después de los 40 y un embarazo con mucho esfuerzo, pero reversibles al fin.

Haciendo un recuento de mi peso y recordando cuando me sentía perfecta con mi imagen, me trasladé a cuando tenia 25 años, por aquel entonces pesaba 56 kilos y la gente me llamaba de cariño: Flaca ...eso fue hace 21 años y 17 kilos atrás. Creo que  la buena noticia es que no he acumulado 1 kilo por año por lo menos. La verdad no pretendo pesar 56 kilos otra vez, aunque sé de gente que ha logrado rebajar 17 kilos y más, pero la verdad mi objetivo es pesar lo que pesaba a mis 30 años, decir 58 kilos. Eso quiere decir que necesito rebajar 15 kilos. Yo mido 1.68 cm, así que pesar 58 kilos me parece bastante adecuado y creo que me sentiría bastante bien, no seria una flaca esquelética, pero podría considerarme de contextura delgada.

Creo que la evolución de mi peso tiene que ver un poco con la geografía donde he vivido y las décadas que he ido acumulando también. Como dije a mis 30 pesaba 58 kilos y vivía en mi Caracas natal, a mis 32 años había ganado 2 kilos y me mudé a España con mis aún cómodos 60 kilos. Por cierto nadie te dice que pasar la barrera de los 30 implica, generalmente ganar un par de kilos.

En España comí y bebí maravillosamente los 7 años que viví por aquellas mágicas tierras, porque como dice el dicho "Spain is different",  así que haber ganado 2 kilos más durante esos 7 años no me parecido nada escandaloso, llegados a ese punto; 39 años, había ganado 4 kilos durante mis treintas, la verdad seguía sin parecerme terrible y no me venía mal todavía, aunque claro eso había implicado ir al gym de manera bastante irregular, y un período en el que corrí también irregularmente porque la verdad nunca me ha gustado correr, pero es buen ejercicio. Llegué a hacer carreras de 5 y 10 Kilómetros por 4 años. En conclusión mis 30 trajeron 4 kilos y más ejercicio.

A mis 39 años y 62 kilos me mudé a Miami, al año llegué orgullosamente al cuarto piso y digo orgullosa porque con 40 años todavía me piden, a veces, identificación para comprar alcohol o entrar a un casino. Yo la verdad no creo que parezca de 20, pero si puedo pasar por 30 con mis 43 años a cuestas. La edad nunca ha sido un problema para mí, la digo orgullosamente y sin ningún complejo. Lo que sí comienza a ser un problema para mí son los kilos. Pasados los 40 y con 2 años y medio en Miami había aumentado 5 kilos. Los 67 kilos a mis 42 ya me molestaban. Así me embaracé con esos 5 kilos demás. Durante el embarazo engordé 15 kilos, perdí 10 luego del parto, así que me quedaron 5 kilos post parto, al dejar de amamantar aumenté 1 kilo más, es decir 6 kilos post parto. Llegado a este punto peso 73 kilos, lo cual ha significado tocar fondo para mí. Con 2 tallas  más de ropa, siempre fui 6, ahora estoy entre 8 y 10 según la marca, me siento bastante incomoda con mi peso y mi apariencia. Así que he decidido tomar cartas en el asunto.

Mi meta para este 2017 es bajar esos 15 kilos demás, creo que me sentiría bien con 13 kilos menos y 60 kilos, pero la meta que me trazado son 58 kilos= 15 kilos!!!! No pretendo rebajar de la noche a la mañana, por eso me doy 1 año para hacerlo. Me he planteado 6 etapas.

1. etapa del 17 de enero al 17 de febrero (1 mes): 3 kilos. 70 de peso
2. etapa del 17 de febrero al 17 de marzo (1 mes) 3 kilos.  67 de peso como antes del embarazo.

Creo que estos 6 kilos son los más fáciles son los ganados con el embarazo y que se irán más rápido, luego el  ritmo tendrá  que bajar, pues será más difícil bajar esos kilos acumulados por más de una década.

3. etapa del 17 de abril al 17 de junio (2 meses) 3 kilos.  64 de peso
4. etapa  del 17 de junio al 17 de agosto ( 2 meses) 2 kilos 62 de peso como cuando tenia 40 años
5 etapa del 17 de agosto al 17 de oct 9 (2 meses) 2 kilos  60  de peso como cuando tenía 32 años
6 etapa del 17 de octubre al 17 de dic ( 2 meses) 2 kilos 58 de peso *** MI META*** como a mis 30 años.

Espero que 12 meses sean suficientes para cumplir mi meta!!!!

No quiero hacer dieta, pues me dan miedo los rebotes. Quiero COMER SANO. abrazar ese estilo de vida,  que se convierta en MI estilo de vida. Los cambios espero hacerlos progresivos.

LOS HECHOS:
-Bajar de peso depende 70% de lo que comemos y 30% del ejercicio
-Es verdad que con los años se ganan kilos y es más difícil bajar de peso: pero NO es imposible.
-El ejercicio es necesario para tonificar
-Hay que apoyarse con los que saben

MIS METAS PARA LA PRIMERA ETAPA: (Voy lento pero progresivo)
-Comer saludable y balanceado en 5 comidas diarias: 3 comidas y 2 meriendas.
-Hacer ejercicio 4 veces por semana
-Recordar que 1 cucharada de aceite de oliva tiene 140 calorías, no hay que pasarse de eso en las ensaladas.
-Si como aguacate no usar aceite de oliva, son 2 grasas juntas.
-Seguir escuchando a Sascha Fitness y leer a  Healthy Super mommies con sus valiosos consejos
-Buscar recetas saludables.
-Comer un cheat meal quincenal.
-Tomar suficiente agua (tengo que buscar la fórmula de Sascha Fitness)
                                          *** BAJAR 3 KILOS***

He escrito esto, no porque piense que alguien le interese, sino porque si se escriben las cosas es como decretarlas, le da más fuerza a las palabras. Así que aquí va mi reto. y tú tienes alguno?

sábado, 24 de diciembre de 2016

EL MEJOR AÑO

Llegando a estos últimos días de un año tan maravilloso hace pertinente una reflexión

miércoles, 9 de noviembre de 2016

EL DÍA DESPUÉS. II PARTE o UNA HISTORIA QUE ME PERSIGUE DONDE VAYA



Hace algunos años escribí la primera parte de este post, cuando el comandante intergaláctico y difunto Hugo Chavez le ganó a la esperanza que representaba Henrique Capriles para los venezolanos. Vivía en otra geografía que tampoco era Venezuela, sino mi segunda patria España, pero indudablemente seguía toda la política venezolana muy de cerca y hasta tenía la ilusión de volver a mí país, ya tenía 7 años fuera, si ganaba Capriles. En esa oportunidad escribí ese post de frustración absoluta frente al triunfo (dudoso) de  Chavez, sobre el cansancio vital que me producía al populismo, la demagogia, la falsa ideología y toda la podredunde que ha sembró Chavez y sigue sembrando su legado aún peor que él.

Para ese entonces ya le advertía a los amigos y conocidos españoles que me parecía estar viviendo un "deja vú" perenne pues la crisis política y el cansancio frente al bipartidismo español eran exactos a lo que llevó al poder a Chavez.  Les decía que entendía su cansancio político, pero que debían tener mucho cuidado pues la experiencia me haba demostrado que el remedio era peor que la enfermedad. En el caso de Venezuela, Chavez fue mil veces peor que el bipartidismo existente. La historia la conocen todos un país quebrado y dividido que se cae a pedazos, 18 años de pesadilla chavista. 

Salí entonces de España porque comenzaba a deprimirme de oír otra vez lo mismo. Lo hice a tiempo pues a los pocos meses meses salió a la palestra "Podemos" y otra vez el discurso populista, demagogo y exactamente igual al que Chavez utilizó para manipular al pueblo. Lograron entonces ganar terreno, pues el cansancio de los políticos de siempre los puso en el terreno político, uno muy peligrosos por cierto. Y aunque es cierto que después le han quitado un poco de poder siguen allí latentes, vigilantes, alimentados del hastío de la corrupción y la ineficiencia de los partidos de siempre. Esos que lamentablemente prefiero yo, porque ya he vivido lo mal que funcionan las alternativas, así que en política prefiero aplicar el dicho "mejor malo conocido que bueno por conocer'.

La vida entonces me trajo a Estados Unidos, llevo tres años y medio aquí, y aunque pensaba que estaba segura en estas tierras con lo que respecta a la demagogia, la manipulación política y el populismo... aquí estoy otra vez living my "deja vu" en vez del sueño americano. 

A principios de este año comenzó el miedo, y aunque me repetía que no podía ser posible que ese Chavez con dinero que es Trump ganara las primarias republicanas, su candidatura ganó. Luego me repetía mentalmente todos los días, como queriendo convencerme que no era posible que en la tierra de la libertad y las oportunidades ganara un xenófobo, sexista y gritón... Desafortunadamente ganaba, otra vez, el cansancio político y que ha hecho emerger líderes de la nada. 

La campaña presidencia fue terrible, llena de insultos y trapos sucios. Como siempre  pensé que la gente debía votar por el menos malo. Lo había hecho yo Venezuela con AD  y también en España cuando votaba por el PP pues el PSOE me parecía infinitamente peor. Debo admitir que aunque siempre he sido de derecha y siempre he votado por la derecha, tampoco el PP y su corrupción me convencía ya, pero aclaro nuevamente; he aprendido con los años que en política siempre hay que ir por el menos malo, porque lamentablemente buenos lo que se dice buenos NO HAY!!! Por eso creí que ganaría Hillary que aunque no era la mejor alternativa, si era la opción frente a Trump. 

Ayer 8 de noviembre, volví a vivir la tristeza y frustración de aquel 6 de diciembre de 1998 cuando entre lágrimas oí que Chavez había sido electo Presidente de Venezuela. Yo y todos los que votamos contra él nos decíamos "no, ese loco no puede ganar" y sí los locos ganan en Venezuela, España y también en Estados Unidos y aunque Trump parece más bien sacado de circo que de una propuesta seria, allí está es el ocupante de la casa blanca por los próximos 4 años.

Más allá de la tristeza y frustración siento una inmensa preocupación por el futuro de este país y también del Mundo. Veo como la falta de valores se apodera de todo y gana terreno. Me preocupa que mi hija crezca en el país que la vio nacer, aunque no sé si mi preocupación sería menos en otra parte. Los problemas de este Mundo globalizado y cada vez más loco y amoral lo alcanza todo. Es increíble ver como el populismo gana poder, ni hablar del terrorismo que tantas vidas inocentes cobra y cada vez más.


Son muchas las razones por las que temo que un hombre como Trumo esté en el poder:

1. Su discurso encendido, lleno de insultos y que incita a la división es extremadamente peligroso. He oído a algunos justificar su voto diciendo que Trump si puede acabar con Isis. No se dan cuenta que el discurso de este señor enciende el odio que da como resultado  posiciones extremas, justamente lo que produce movimientos como Isis. No quiero oír discursos divisionistas, les tengo terror. Siempre he considerado que lo peor que hizo Chavez con Venezuela fue sembrar la división y el odio entre hermanos, eso es algo imperdonable.

2. Su posición frente a la mujer y los inmigrantes es sencillamente nefasta. Soy mujer y tengo una hija, y no quisiera JAMÁS que un hombre se expresara como muchas veces este señor se ha expresado de LAS MUJERES. MI HIJA MERECE MÁS RESPETO. Además siendo inmigrante no estoy de acuerdo con su discurso donde nos mete a todos en el mismo saco o a todos los mexicanos en el mismo saco. Yo estoy de acuerdo que los inmigrantes que cometen delitos sean deportados, pero no se puede generalizar y decir ¨los mexicanos, son delincuentes, violadores y vienen a robar¨ esa generalización es terrible y muy peligrosa.

3. Un hombre que se enorgullece de engañar al estado para no pagar impuestos no puede ser parte de él. ¿Dónde está su ejemplo? además se ha declarado en quiebra varias veces. No quiero ni pensar en que pueda quebrar este país.

4. No creo en un hombre que no ha propuesto nada en concreto. Lo único que tiene claro es que quiere construir un muro (más división) y que quiere crear más empleo aquí, aunque no ha dicho cómo

Y por último y lo que aunque suene cursi para mi es lo más importante es que sus valores o más bien falta de ellos no denotan ningún tipo de nobleza. Se supone que en un país y Mundo evolucionado  los discursos tienen que estar llenos de cosas positivas que lleven a la evolución y no a la involución del ser humano. Necesitamos más bondad y unión y menos odio, resentimiento o violencia.

Ya no sé para dónde agarrar, los malos gobiernos me persiguen y no sé si soy yo o el Mundo. Sólo queda esperar que los 4 años siguientes pasen rápido (y que a este no se le ocurra reformar ese período). Lamentablemente y visto lo visto no creo que este sea un buen gobierno, la experiencia me dice otra cosa. Pero bueno aquí me quedo yo por ahora porque aquí nació mi hija y es donde me toca ahora salir adelante y poner mi granito de arena en el trato amable, inclusivo y honesto.


jueves, 7 de abril de 2016

EMBARAZO

Hola a todos,

Este post va de como ha ido el embarazo y lo increíble que han resultado estos 9 meses. Puedo decir con propiedad 9 meses porque hoy, 7 de abril, es mi due date, hoy cumplo oficialmente 40 semanas. Por lo visto, nuestra pequeñita está muy cómoda, pues todavía sigue dentro de mami.

En el post anterior quedamos en que estaba felizmente embarazada y que ya había sentido el latido del corazón de mi bebé. A los 10 días me hicieron otro eco y todo seguía maravillosamente bien. Nosotros nos sentíamos muy bendecidos y felices, pero con la cautela de pasar los 3 primeros meses para poder gritar finalmente: ESTAMOS EMBARAZADOS!!!. Continué con los ovulos de progesterona y los parches de estradiol, por casi 3 meses, cuando esto transcurrió la Dra. Taylor nos dio de alta. habíamos culminado esa etapa con éxito, y ya habíamos tenido una primera cita con el obstreta quien confirmó que todo se veía perfectamente y nos envió a hacer los primeros exámenes. Aquí en Estados Unidos, son bien estrictos con todos los exámenes sobre todo con los del comienzo de embarazo. 

Nos hicieron nuevamente un examen para comprobar que el feto no tuviera ninguna enfermedad y ese fue el punto en que me dijeron que era una niña y que estaba muy bien. Tenía 12 semanas de embarazo cuando lo supimos, o sea  3 meses. Dani se volvió loco jejeje. 

Les voy a contar un poco como me he sentido estos 9 meses:

-Primer trimestre: el primer mes, la verdad no sentí nada, a veces un pequeño mareo, pero casi nada. El segundo y el tercer mes fueron bastante malitos. Muuuuuchas nauseas y aunque no vomitaba, esa sensación en el estómago era muy desagradable. Me duraba tooooodo el día, así que el doctor me recomendó tomar DIclegis. Yo no quería tomar nada, pero es que casi no me podía levantar de la cama, así que lo probé y la verdad pude llevar ese par de meses meses mucho mejor.

En cuanto apetito, casi no comía por esa sensación tan desagradable. Además el olor de la comida me daba muchas nauseas.

La barriga casi no se notó en este trimestre y yo caminé y nadé cuando las nauseas me dejaban. La sensación general es que todavía no te crees que estás embarazada. El momento emocionante sin duda es saber qué sexo es y comenzar a pensar en nombres.

























-Segundo trimestre: el cuarto mes siguió con las nauseas, en el quinto las nauseas comenzaron a pasar, pero los vómitos  aparecieron en todo su esplendor,  vomitaba casi todo lo que comía, pero ya comencé a tener barriguita de embarazada. 

A las 17 semanas pasamos un susto muy grande, pero que gracias a Dios no pasó de allí. Un día comencé a sangrar sin ninguna razón aparente,  nos fuimos directo a emergencias. Lo bueno es que al rato dejé de sangrar, le hicieron eco a la bebé y estaba bien. Me mandaron reposo un par de semanas y no volvió a ocurrir gracias a Dios. Mi obstetra me explicó que puede pasar y sin ninguna razón.

Este trimestre ya la emoción de estar embarazada te invade completamente. Yo sentía como si era la única mujer embarazada del mundo, algo muy especial. Ni hablar cuando la sientes por primera vez, en mi caso, casi con 6 meses.

Otra cosa que me ha encantado y que me pasó en este trimestre es que comenzaron a decirme  que estaba radiante. Yo estoy segura que es mi nenita la que me hace ver así. Tengo el pelo más largo y brillante, vamos el mejor de mi vida jejeje y me veo feliz y eso es por ella. 

   





-Tercer trimestre: en este trimestre comenzó una acidez que no se me ha quitado más. Es muy desagradable, yo sentía que se me quemaba desde el estómago hasta la garganta,, pero no quería tomar nada. Mi doctor me dijo que dejara de sufrir y tomara antiácidos que eso no le hacia daño a la niña. Tomo 2 pastillas al día, así controlo la acidez.

El septimo y octavo mes son muy bonitos. Son los meses es que te haces el eco 3D y 4D para verle la cara a tu bebé y además es usualmente el momento del Baby Shower y las fotos de embarazo. En mi caso las 3 cosas fueron muyyyyy especiales. La gente que nos rodea nos han hecho muy felices con todo su cariño y atenciones. Han llegado regalos de dos continentes y muchos buenos deseos y bendiciones.









Y así llegamos a este último mes!!! No lo voy a negar, el último mes es duro. El peso que se ha ganado, aunque en mi caso no sea demasiado, más las patadas cada vez más intensas no hacen este mes fácil. Te duele la espalda, las piernas y no puedes dormir, pero todo eso se lleva con la ilusión de ver pronto la carita de tu bebé.

Yo creí que mi experiencia sería igual que la de mi mamá y hermana quienes nunca han pasado de la semana 38 de embarazo, jejejeje ilusa de mí. Aquí estamos hoy en mi due date, cumplidas oficialmente las 40 semanas y todavía esperando por nuestra querida Baby Mía.

Ella sabe, aunque esté cómoda allí, que la estamos esperando con mucho amor. Debo, como siempre, agradecer a mi familia y amigos por estar TAN pendiente del nacimiento de nuestra nenita.

La próxima noticia el nacimiento de Baby Mía, esperemos muy prontito!!!

domingo, 27 de marzo de 2016

4. TRANSFERENCIA DE EMBRIONES

Hola a todos,

Hoy llegamos al punto culminante de este proceso: la transferencia de embriones.  La verdad es un momento de muchos nervios, pero también también muy emocionante pues por fin y luego de tanta espera y preparación los embiones por fin están listos para ser transferidos a donde naturalmente pertenecen: el útero materno.

Como les explique en el post anterior, después de 15 días tomando medicinas y hormonas, ya mi útero estaba listo para la transferencia. Eso se sabe por el nivel de hormonas en la sangre y los ecos que te hacen durante esos 15 días. Así que cuando todo estuvo listo se programó la transferencia.

Bien temprano esa mañana, el 21 de julio, me citaron en el centro de fertilidad donde también está el Laboratorio de Embriología. Es un procedimiento sencillo, sin anestesia local, ni sedación. Antes de transferirme los dos embriones que tenía, habían procedido a descongelarlos y hacerles el hatching; un leve pinchacito que ayuda a que el embrión salga más fácil de su barrera protectora y se pegue en algún punto de las paredes del útero, es decir, el endometrio.


Antes de introducir en mi útero, vía vaginal, la larga cánula donde están puestos los dos embriones la Dra Taylor y la embrióloga me mostraron como estaban en ese momento mis embriones. Me mostraron una foto sacada por los increíbles aparatos del laboratorio, donde se veía perfectamente como el embrión #1, el varón, ya estaba en etapa de hatching, y la hembra o embrión #2 estaba dentro de la membrana de la célula todavía. Ver estas fotos es muy emocionante  y resulta  increible saber hasta el sexo de los embriones que te van a transplantar. Esto no es común en otros países o centros donde no hacen el examen del embrión como en el que yo lo hice, o porque los transplantan al 2 o 3 día después de sacarlos. En mi caso que todo había sido tan cuidado  y siguiendo todas las indicaciones de la Dra Taylor sabíamos todo.



Me hicieron firmar un papel donde afirmaba que me transferían mis dos embriones, que no tenía más embriones congelados y que estaba consciente de que el porcentaje de éxito del proceso era de 25% llegados a este punto y con 41 años. Una vez más me encomendé a Dios y a la Virgen y me transfirieron a mis dos posibles hijos. Ahora solo quedaba esperar que los embriones se pegaran al útero. Te mandan a casa y te dicen que descanses por dos días, después de eso puedes hacer tu vida normal, y tienes que regresar a los 10 días para hacerte el examen de sangre que te dirá si estás embarazada o no.

Se pueden imaginar lo que es esperar esos 10 días, los nervios de saber si estás embarazada o no,  además estás muy sensible porque eres una máquina de hormonas andante pues sigues tomándolas y seguirás haciéndolo hasta el tercer mes si resultas embarazada.

El día 10 llegó, el 31 de julio de 2015. Fui temprano al centro para hacerme el examen de embarazo. Me dijeron que en la tarde la Dra. Taylor me llamaría para decirme el resultado. Debo admitir que yo me sentía embarazada, no tenía síntomas todavía, pero estaba aferrada a mi fe. Sabía que mi virgencita milagrosa  no me iba a defraudar en lo que le había pedido. Mi mamá además me había comprado 2 figuras del niño Jesús que trajo desde España, ella siempre me decía que donde estaba el niño Jesús ahí había niños. A ella le había pasado conmigo, no quedaba embarazada y alguien le regaló un niño Jesús, a los pocos meses se embarazó de mí. 

Igual ese 31 de julio fue muy tenso, aunque estaba aferrada a mi fe, siempre tienes un poquito de nervios y miedo. Daniel que no es creyente como yo estaba desesperado por saber. Sabíamos que no nos llamarían hasta las 2 de la tarde aproximadamente. A las 2  viendo que no llamaban fuimos a la farmacia y compramos una prueba...y la prueba salió positiva!!!!! pero la línea que lo afirmaba estaba muyyyy clarita, así que seguíamos un poco nerviosos.

A las 4 de la tarde llamó la Dra. Taylor y nos confirmó que estábamos embarazados   Por supuesto, es un momento de emoción muy grande. Lloramos, llamamos a nuestras familias y yo di muchas gracias a Dios y mi virgencita milagrosa. Nuestro sueño se había cumplido, sin embargo, ahora empezaba una etapa crucial saber si habían pegado 1 o los 2 embriones  y pasar los 3 primeros meses.

Nos programaron un eco que se realizaría 15 días después. Ese eco es el que realmente confirma que el embarazo ha seguido su curso y que ya se puede oír el corazón del bebé o los bebés, y por supuesto en ese eco sabría si tenía 1 o 2 bebés creciendo dentro de ti.

El 17 de agosto, volvimos al centro de fertlidad, muy ansiosos por oir a nuestro o nuestros bebés. Esa vez nos acompañaron mis hermanas y hasta mis sobrinos. Oír el corazón de mi bebé ha sido uno de los momentos más emocionantes de mi vida, y digo oír el corazón, porque en ese eco se confirmó que sólo había pegado uno de los dos embriones. Debo confesar que nos entristeció un poco, pero no teníamos ninguna razón en verdad para no estar locos de felicidad ESTÁBAMOS EMBARAZADOS al primer intento de un proceso in vitro, a mucha gente le lleva varios intentos, y el corazón de nuestro bebé latía fuerte y alto!!!!! Escribí un post sobre ese momento, lo publiqué pero no lo hice público pues quería esperar los 3 meses prudentes, pero lo puedes leer en ese enlace, se llama Un nuevo corazón.



EL proceso era un éxito, tenía 6 semanas de embarazo y de ahora en adelante debía seguir tomando dos tipos de hormonas; estrógeno en óvulos y estradiol en parches por 2 mes y y medio más. 

También debíamos esperar hasta los 3 meses, como todo el mundo para saber si era niño o niña, porque como solo había pegado un embrión no había manera de saber cual había sido. Bueno ya ustedes lo saben fue la nenita la que quedó, pero en ese punto tuvimos que esperar.

En el próximo post les hablaré de cómo ha ido el embarazo.

Un abrazo grande y a todos los que pasan por este proceso FE!!!!!!


Nancy, Dani y baby Mia.