miércoles, 12 de marzo de 2014

A UN MES YA, #SOSVENEZUELA



Hoy se cumple 1 mes desde que los venezolanos saliéramos a la calle a apoyar a los jóvenes venezolanos que ya tenían más días protestando. Un mes desde que el gobierno asesino y sus cómplices mataran a los primeros jóvenes cobardemente con un tiro en la cabeza  sólo por protestar. Un mes ya de vivir en sosobra, pero con la firme convicción de que luchamos por una causa justa y con sobradas razones.

Hoy además de las razones iniciales de la protesta: inseguridad, escasez, censura y corrupción, se unen unas igual de importantes: libertad de los estudiantes, presos políticos y también justicia para los torturados por este régimen de asesinos.

Tenemos muchos años protestando frente a este gobierno que ya demostró que 15 años no son suficientes para resolver problemas, 15 años ya poniendo en evidencia que su revolución NO SIRVE son más que suficientes. Las razones de protesta de hoy en día horrorizan más que nunca. La represión, censura y tortura desatadas desde el inicio de la protesta son escalofriantes. Eso y tener que aguantar a unos personajes terriblemente crueles que dicen ser gobernantes, fiscales, ministros y  militares se burlen del dolor del pueblo y de las reivindicaciones que exigen millones de venezolanos. No  es posible tener un presidente, o mejor dicho un dictador, que baile en cadena nacional mientras 24 familias lloran a sus muertos, no es posible tener una defensora del pueblo que no vea a los torturados y justifique lo injustificable, no es posible que la Guardia Nacional sea la mano del gobierno para reprimir a su pueblo, no es posible que los paramilitares del gobierno siembren el terror a lo largo de la geografía nacional.

Lo cierto es que hoy ya no están sólo los estudiantes en las calles, sino también un pueblo  cansado de tanta barbarie, desgobierno, injusticia y corrupción. Es cierto que a muchos les disgustan las  barricadas, pero que es eso frente al asesinato impune, frente a 15 años de insultos y vejaciones por parte del gobierno. 15 años sembrando odio, descontento y arruinando a un país traen esto. No justifico los insultos, pero entiendo que la gente está muy cansada del maltrato a lo largo de todos estos años de gobierno. No creo que la oposición sea perfecta, comete errores,  pero sí estoy clara que no hay armas del lado opositor, se ha hablado de guerra Civil incluso, pero eso no es posible en Venezuela pues sólo un lado está armado y es el gobierno, por ello hablamos de DICTADURA, de ASESINATOS y no de Guerra Civil

Mi país no se merece gobernantes que hablan de fascismo cuando son ellos quienes lo practican, mi gente no se merecen ministros y gobernadores que llamen a los grupos armados a defender la Revolución Bolivariana. Mi país es mucho más que esa Revolución fallida que no incluye, sólo excluye al que piensa diferente. No nos merecemos ser el país con la inflación más grande del planeta, el tercer país más violento del mundo o que Caracas haya pasado de ser la sucursal del cielo a la segunda ciudad más violenta y estar además entre las más caras para vivir. Mi pueblo no se merece una Industria petrolera arruinada, una corrupción que esconde que se desaparezcan, solo en un año,  20 mil millones de dólares del organismo que controla las divisas, pero sobre todo mi gente no merece llorar cada año más de 24 mil homicidios. NO NOS MERECEMOS ESTE HORROR y por eso seguimos en la calle (y sí digo calle porque los que vivimos afuera también hemos salido en muchas ocasiones a marchar y concentrarnos en las ciudades que vivimos…y lo seguiremos haciendo).

Voy a terminar este post con un párrafo que copio idéntico del post que escribí hace un mes cuando esto inició porque la situación sigue siendo la misma, sólo que con más muertos:

Los venezolanos nos enfrentamos a una lucha desigual, no contamos con instituciones independientes, no tenemos medios imparciales en los cuales expresarnos, no tenemos un ejército preocupado por defender a su pueblo,  por eso hoy pedimos desesperadamente la ayuda internacional. Seguiremos en la calle, pues ya la protesta de los valientes estudiantes se transformó en la lucha de las madres de estos, de los padres de estos, de un pueblo entero cansado de tanta sinrazón, de tanto  amedrentamiento. El gobierno chavista y madurista nos ha quitado tanto que nos ha quitado hasta el miedo. No importa ya que saquen a la guardia nacional, a los cuerpos del gobierno y sus bandas de colectivos armados (suficientes pruebas hay de estos éstos disparando contra los estudiantes el 12 de febrero), seguiremos en la calle por defender el derecho a la libertad de expresión y a la VIDA. 

RESISTENCIA VENEZUELA, EL QUE PERSISTE VENCE!!

1 comentario:

Francisco Vazquez dijo...

Buena descripción de la situación, pero empeora cada día.Hoy ya es una batalla del sector mas brutal del régimen, utilizando tanto el entramado institucional a su completa disposición como la fuerza armada y los grupos paramilitares, contra la población civil desarmada.